La cirugía bariátrica supone en un alto porcentaje de los pacientes el fin de la obesidad y el principio de una nueva vida con un peso normal. Con ello se evitan toda una serie de complicaciones que van más allá de la estética y que normalmente son las que hacen que la persona obesa rara vez viva más de 50 años.

La obesidad es la segunda causa de muerte evitable después del tabaco. La cirugía bariátrica o de la obesidad está indicada, según criterios aceptados en las fuentes internacionales, para personas con un Índice de Masa Corporal (IMC) mayor de 40 o mayor de 35 con enfermedades ya existentes. Se trata del único tratamiento con resultados obvios en la actualidad, siendo efectivo en pacientes con obesidad grave o mórbida, ya que incorpora ventajas fundamentales tanto para pacientes como para los profesionales sanitarios al controlar las enfermedades asociadas y disminuir la probabilidad de muerte por obesidad, además de reducir las complicaciones a largo plazo.

Estas son algunas de las enfermedades que puedes evitar con la cirugía bariátrica:

  • Depresiones y suicidio: este círculo vicioso que alimenta la ansia de comer y hace crecer a su vez la angustia puede acabar en depresiones severas e incluso el suicidio al no ver la persona salida a su situación.
  • Infartos: el exceso de peso dificulta el movimiento del obeso, con lo que su sistema circulatorio se va atrofiando por la falta de ejercicio. Este hecho dispara el riesgo de problemas cardiovasculares severos y es la causa de muerte a edades bastante jóvenes -entre los 40 y los 50 años- de muchos obesos mórbidos.
  • Isquemia: el riesgo de isquemia se dispara también por la acumulación de colesterol malo en las arterias, favorecida por la inactividad y los excesos de grasas saturadas. El paciente puede acabar muriendo por una arteria taponada, o quedando seriamente mermado en sus funciones por afectación del cerebro por anoxia cerebral.
  • Diabetes: el mantenimiento de un continuo nivel alto de glucosa en sangre, a causa de la ingesta de productos con azúcares añadidos, provoca una diabetes inducida. El cuerpo no es capaz de fabricar tanta insulina como debería para mantener bajo el azúcar en sangre.
  • Ceguera: aunque deriva de la diabetes inducida y no controlada, la ceguera es un problema en si mismo que puede acabar siendo definitivo por degeneración del nervio óptico.
  • Glaucoma: otro problema que pueden experimentar los obesos mórbidos es el glaucoma derivado de su mal metabolismo.
  • Enfermedades articulares: su peso desmesurado hace que en cuando se desplazan, el cuerpo repercuta sobre las articulaciones de manera brutal, de modo que se desgastan aceleradamente y degeneran de manera prematura.
  • Problemas cognitivos y de memoria: debido a la incorrecta oxigenación del cerebro durante un tiempo prolongado, las personas obesas son más tendentes a tener problemas de desorientación y pérdidas de memoria que a la larga podrían llevar a un envejecimiento cerebral prematuro.

Es importante tratarlos que esto se trate de manera, ya que de lo contrario acarrean disfuncionalidad en la vida del paciente. Cirugía bariátrica, la solución es importante que la persona con obesidad sea evaluado por un profesional, para definir si algunas de estas enfermedades ya están presentes; de ser así, es fundamental realizar un tratamiento el que más se adapte para la persona.

Abrir chat
1
Requiere información inmediata?
Escríbanos!